Empecemos definiendo que es el Mercado Inmobiliario: “El mercado inmobiliario es el conjunto de las acciones de oferta y demanda de bienes inmuebles. La naturaleza de estos bienes puede ser muy distinta, diferenciándose entre bienes de naturaleza residencial, comercial, industrial, urbano, etc. Todas las operaciones que se produzcan relacionadas con la compra y venta de este tipo de inmuebles forman el sector inmobiliario, esencial para el desarrollo de una economía sostenible de un país.”

Debemos destacar que el mercado inmobiliario no es inmóvil, sino que está sujeto a cambios y evoluciones que pueden afectar directamente a la propia economía, tanto a nivel general como particular. En este sentido, estas fluctuaciones de auges y caídas del mercado y sector inmobiliario también influyen en los cambios del precio de la vivienda, que puede sufrir variaciones importantes tanto al alza como a la baja.

El ladrillo ha sido históricamente un refugio para los inversionistas y ahorristas en Bolivia y el mundo, esta coyuntura no es la excepción. Dada la situación económica mundial producto de la pandemia, la mejor manera de resguardar el valor del capital si tenemos en cuenta las bajas tasas de interés que ofrecen los bancos y la incertidumbre de la economía local será nuevamente el ladrillo.

Según los especialistas y empresarios del sector, los inversores que cuentan con ahorros en dólares tendrán más oportunidades para encontrar buenas inversiones y mayor poder de negociación.

Antes de entrar en materia respecto a que es lo que nos deparara el futuro post COVID-19 en nuestro país, debemos dar una mirada a países del exterior que también fueron afectados por esta pandemia y que también estuvieron confinados.

¿Cómo afecta y afectará la pandemia al mercado inmobiliario en diferentes países?

Coronavirus en España
En España el sector inmobiliario fue uno de los más afectado durante la crisis de 2008, doce años después ha dado comienzo otra gran crisis, pero en este caso la raíz ha sido sanitaria, como dato el 2019 se cerró con cifras positivas aunque más bajas que en 2017 y 2018 que fueron los mejores años desde la crisis, sin embargo cabe destacar los datos de España que con 3.225 millones de euros invertidos entre enero y marzo de este año, fue un 54% más que en el primer trimestre de 2019, eso hace pensar que el año 2020 se veía como un gran y mejor año que su antecesor 2019, hasta que pasó esta pandemia inesperada para muchos.
Sin embargo en España muchos especialistas coinciden que el sector inmobiliario “va a salir reforzado de la esta situación”. Una afirmación que comparte Marcos Beltrán, director comercial Real Estate de Altamira AM: “Esta pandemia está poniendo a prueba nuestra capacidad para superar las adversidades, por lo que, cuando pase, estaremos más preparados para enfrentarnos a riesgos inesperados”. Para Beltrán los dos retos inmediatos de las empresas de intermediación inmobiliaria son “recuperar la actividad, las visitas y los contratos cuanto antes”

Coronavirus en USA:
La crisis provocada por el Covid-19 tiene un origen muy distinto a la que explotó en 2008 con la quiebra de Lehman Brothers, pero su final es una gran incertidumbre porque el mundo moderno no se había enfrentado nunca a una situación similar. En principio, la caída de la economía que ya está provocando el Covid-19 debería tener su fin cuando vuelva la actividad en una recuperación casi de resorte es decir en ¨V¨, como dicen muchos analistas. Una situación muy diferente a la crisis de 2008, que necesito 3 años para absorber la burbuja de la deuda de las familias y las empresas, los productos financieros tóxicos y el gigantesco exceso de los precios inmobiliarios.
Sin embargo, en esta ocasión, los sectores más afectados fueron los comerciales y el de oficinas. “La demanda de hogares residenciales en los segmentos más económicos se ha mantenido, ya que todas las familias necesitan vivienda”
El Covid-19 ha traído una siniestra originalidad a la historia de las crisis mundiales, sin embargo en la actual, el banco estadounidense Goldman Sachs prevé que el PIB mundial se recuperará un 6% en 2021 y hasta un 11% en 2022. Un auténtico brinco en el cambio de tendencia tras un 2020 catastrófico de paralización económica mundial.

Coronavirus en Argentina (Sud América):
Las circunstancias inéditas que atraviesa el mundo a consecuencia de la pandemia del coronavirus va generar cambios a muchos niveles y el mercado inmobiliario argentino no va a escapar a esa regla general.
Los profesionales del sector inmobiliario saben que, en el momento actual y por los próximos meses, las propiedades que salgan al mercado con precios muy reales van a ser las únicas que encuentren interesados. “Habrán empresas constructoras que deban deshacerse de unidades a valor de costo, e incluso por debajo del mismo, para dar continuidad a su actividad”, explica Luis Guido, director de Grid SA (Grupo Idea Desarrollos)
La pregunta importante es saber ¿qué pasara con los precios de venta de los inmuebles? Dentro de este contexto, es seguro que habrá nuevos ajustes a la baja, lo que aun todavía no se animan a responder los expertos es cuánto pueden llegar a caer y cuánto afectará en términos relativos a inmuebles nuevos y usados. Sin embargo existen una tendencias de porcentajes en la baja, como siempre sucede cuando llega de manera súbita una recesión inmobiliaria dentro la Argentina, hoy se habla de bajas mínimas del 15% y se tienen como referencias que los terrenos padecen mucho más que el precio de los inmuebles, pues se verán bajas en el precio de entre un 20% a un 30% y los inmuebles entre un 15% a 25% según las ubicaciones de los mismos, además se empiezan a ver ofertas con esas rebajas y de hasta 40% off aceptadas por los propietarios según la necesidad, lo cierto es que dentro el campo de oferta y demanda el propietario del inmueble es el que tiene la última palabra, hoy no hay mercado o mejor dicho, el mercado es solamente de oportunidad.

CONCLUSIONES
Habiendo muy poca información en este momento de parte del Estado, el sector de la construcción y otras instituciones relacionadas al rubro inmobiliario, se llegó a la conclusión de que el mercado inmobiliario, a diferencia de otros sectores, tiene la capacidad de poder asumir una suspensión temporal de la actividad y retomar entonces los procedimientos de compraventa pendientes. La promoción inmobiliaria por naturaleza es un negocio con un ciclo largo, por lo que está preparada para soportar ciclos de entre 3 y 6 meses con menores ventas.

Afectará mucho más a otro tipo de actividad, el consumo minorista de ocio/restauración no va a recuperar lo perdido estas semanas. Pero el mercado inmobiliario es diferente, la demanda que estaba, estará en el momento en que se normalice todo y haya un repunte de operaciones en esos meses. Son actitudes de consumo completamente diferentes, por lo que a medio plazo el sector se verá reforzado ya que las tomas de decisiones probablemente se acortarán y todos los actores estaremos más activos y proactivos.

Sin embargo esta crisis aborda un horizonte temporal, estamos ante un escenario coyuntural, que afecta severamente al sector, pero como en muchos otros aspectos de la economía, a medida que vayamos saliendo de esta situación, viviremos un periodo de recuperación donde el ciclo se ve favorable y tendrá un comportamiento en forma de ¨V¨.

Es probable que debido a la situación económica de los propietarios e inversores, tengan la necesidad urgente de vender para hacer frente a la falta de liquidez, aplicando rebajas para conseguir una venta rápida de sus inmuebles en el corto plazo. Aunque la propiedad pierda valor post-pandemia hay una pregunta muy importante que hacerse ¿Qué otra inversión de cualquier tipo y a nivel global no lo hará?”. Los bienes raíces o real state seguirá siendo una buena oportunidad por varias razones, las diferentes crisis económicas en la Bolivia y en el mundo han probado que bienes raíces es una de las inversiones de más rápida recuperación.

Es evidente que la forma de trabajar va cambiar, se va digitalizar más, es decir se realizara muchos tours virtuales 360, reuniones virtuales vía internet, incluso llegara firmar contratos vía online, por lo que los posibles compradores pueden ver la vivienda sin necesidad de hacer la visita.

Nosotros como REMAX LIBERTAD tenemos la responsabilidad de precautelar la salud de nuestros clientes, por lo que obtuvimos la ¨Certificación de Protocolos de Bioseguridad Sanitaria¨ para el trabajo profesional inmobiliario que ofrecemos como REMAX/LIBERTAD tanto para el vendedor como el comprador de un inmueble, con el fin de que si está siendo atendido por uno de nuestros agentes inmobiliarios de REMAX LIBERTAD se sientan con la seguridad de que estamos precautelando tu salud.

Agradecerles mucho el leer nuestro blog, soy Julio Cesar Urquieta y si desean conocer mas sobre el mercado inmobiliario Cochabambino, Nacional e Internacional estoy presto a ayudarloS, pueden escribirme a mi correo electronico: jurquieta@remax-libertad.com.bo y/o nuestro WhatsApp Business (+ 591) 77466777, solicitando una reunion virtual para tener una charla virtual y conversar sobre como trabajamos para ti y tu patrimonio, con total garantía y seguridad.

El autor es Agente Asociado REMAX LIBERTAD y Club Ejecutivo 2019 de REMAX Internacional

Síguenos en LINKEDIN:
http://www.linkedin.com/company/re-max-libertad/

Síguenos en FACEBOOK:
https://www.facebook.com/remaxlibertadbolivia/

Síguenos en INSTAGRAM:

https://www.instagram.com/remaxlibertad/